Noticias

Condiciones de mantenimiento en los equipos de Pulverización – MAQVECA

   Después de elegir los pulverizadores correctos y adquirir las máquinas necesarias, el agricultor necesita pensar en las condiciones de mantenimiento de los equipos.

   Mantenerlos limpios, calibrados y hacer el cambio de las piezas al día ayudará a prolongar su vida útil y, además, ahorrar insumos y aumentar la eficiencia de la pulverización. ¡Compruebe ahora las condiciones de mantenimiento que usted no puede ignorar!

  • Limpieza:

   Cualquier residuo de agroquímicos que permanezca en los pulverizadores puede resultar en la contaminación de personas o animales. Además, los restos pueden acabar mezclándose con el nuevo producto a ser pulverizado, perjudicando su desempeño.

   Por lo tanto, la limpieza es fundamental tanto para garantizar la salud de los trabajadores y la preservación de la naturaleza como para no perjudicar la eficiencia de los productos. Se debe hacer al final de cada día de trabajo o cuando se produzca un cambio del tipo de producto.

   Todo el trabajo con el pulverizador, incluso la limpieza, debe ser hecho con los EPI (Equipos de Protección Individual) adecuados. Además de agua, también se pueden usar detergentes especiales, desengrasantes y otros productos, siempre siguiendo la recomendación del fabricante.

   Las partes, como gatillo, filtros y boquillas, deben ser removidas e inmersas en agua y el proceso de lavado debe repetirse algunas veces para asegurarse de que el equipo está limpio. El tanque de almacenamiento también debe lavarse.

   Para todas las partes, no utilice un material más duro que ellas para hacer la limpieza. De lo contrario, usted correrá el riesgo de dañarlos, provocando arañazos y desgaste. Además, utilice siempre agua de buena calidad, evitando la acumulación de partículas, como arena.

  • Regulación y calibración:

   Estos dos procesos tienen los objetivos de preparar el pulverizador para alcanzar el rendimiento deseado y verificar si él está, de hecho, haciendo lo que fue programado. De esta manera, regular y calibrar su equipo se asegurará de que utiliza las cantidades correctas de producto y que se aplican en las condiciones planificadas.

   Este proceso se puede realizar para comprobar, por ejemplo, si el volumen de pulverización y la presión en las boquillas corresponde a las especificaciones de la máquina o del proceso.

   En resumen, la calibración ayuda al productor a verificar la confiabilidad del proceso de pulverización y, por lo tanto, debe formar parte de la rutina en el campo. Se puede hacer siempre que el consumo de productos alcance un 15% más que el obtenido con la calibración anterior.

  • Cambio de boquillas y piezas:

   Las piezas deben ser cambiadas en la frecuencia recomendada por el fabricante, evitando que partes defectuosas comprometan otros componentes y el proceso de pulverización.

   En ese sentido, las boquillas merecen aún más atención. boquillas desgastadas generan pérdidas debido principalmente a productos finales de generación de residuos. Para evitar esto, deben ser reemplazados cuando el caudal se está desviando, como máximo, el 10% en relación al caudal nominal.

   

   MAQVECA expone la importancia de mantener en optimas condiciones todo lo relacionado a nuestros cultivos. Para más información visita: https://maqveca.com   

• Teléfono: +58 251 2675533

• Email: info@maqveca.com

• Ubicación: Carrera 1A entre Calles 7A y 8, Urbanización Nueva Segovia. Barquisimeto estado Lara. Zona postal 3001. Venezuela 

• Horario: Lunes – Viernes: 8:00 am a 5:00pm  

Puede interesarte